Turismo responsable

Si bien el concepto de turismo responsable aparece ligado a la conservación del medio ambiente, en un sentido más amplio no se trata solamente de preservar el patrimonio natural de un pais o una ciudad, sino también su riqueza cultural y social. Todos podemos contribuir al desarrollo endógeno y del turismo sustentable en nuestro pais. El desarrollo es endógeno cuando nace desde adentro, desde cada hogar y comunidad, desde lo profundo de cada ciudadano o ciudadana. En este sentido, el turismo responsable es aquella actividad turística que propicia la equidad social, el equilibrio ambiental, el crecimiento económico y el desarrollo humano, preservando la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras. Se construye en la propia comunidad, conservando sus valores históricos, culturales, socioeconómicos y ambientales. El turismo es una fuente de bienestar para todos: una oportunidad porque contribuye a generar nuevas fuentes de empleo, a reconocer, valorar y mostrar al mundo la diversidad de nuestros atractivos turisticos, la riqueza de nuestro patrimonio y la calidez de nuestra gente. Propicia el intercambio cultural a través del encuentro. Propicia la integración mediante la participación. 

 Como ser un turista responsable

1) Informémonos acerca de la historia, naturaleza y cultura de los lugares que visitamos.

2) Respetemos la naturaleza observando la fauna silvestre sin perturbar su hábitat.

3) Respetemos el silencio y escuchemos los sonidos de la naturaleza.

4) Si visitamos ecosistemas sensibles, informémonos como causar el menor impacto posible.

5) Utilicemos los recurso naturales con moderación (como el agua y la energia)

6) No arrojemos residuos al medio, regresemos con ellos hasta poder dejarlos adecuadamente.

7) Seamos cuidadosos con el fuego.

8) Consumamos productos locales, de esta manera conoceremos las artesanías, las costumbres, la gastronomia y la cultura local.

9) Construyamos con nuestro viaje un lugar más saludable y solidario.

10). En un espacio natural, procuremos que la única huella que dejemos detrás nuestro solo sean nuestras pisadas.